dimarts, 24 de novembre de 2009

DICTADO

Alto como una silla,
redondo como un taburete,
pero el que se sienta en medio
se rompe el culo o los dientes.

El pozo.

Lara cogió el escrito y lo leyó dos veces,brillando en sus ojos
la alegría.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada